91 779 16 30 | tindai@tindai.com

Revisión periódica de Epis

Tal y como establece la norma, el fabricante debe ofrecer con cada EPI las instrucciones para su correcto uso y mantenimiento, así como una declaración relativa a la frecuencia de las revisiones periódicas, que no deben en ningún caso ser inferiores a 12 meses. Estas revisiones periódicas deben ser realizadas por personal competente, es decir, personas conocedoras de las características de los EPI, capaces de interpretar y aplicar los requisitos, recomendaciones e instrucciones emitidas por el fabricante. La información recogida en las revisiones periódicas debe determinar el momento de inicio de las acciones correctoras a tomar en caso necesario: fin de vida útil, excesivo desgaste, deterioro importante, etc.

Para coordinar y gestionar este proceso Tindai ofrece varios caminos de actuación:

  • A través de recursos propios, para lo cual será necesario garantizar la designación de trabajadores responsables del control de los equipos, la elaboración del Programa de Seguimiento y la Formación Específica de los trabajadores designados.
  • Contratación y apoyo de un servicio externo a la empresa que se encargue de la elaboración del Programa, en colaboración con la empresa, así como de la revisión física de los equipos, de la actualización de los datos y de proponer las medidas correctoras que sean más recomendables.